Un mar de ideas

 Foto: Pamela Vargas Milla

Foto: Pamela Vargas Milla

Hoy escribo un poco mareada, un poco auto-mareada. Estuve todo el día inundando mi cabeza de contenidos de personas más experimentadas que yo a la hora de viajar y vivir viajando. Deseo aprender de la experiencia ajena y escribo esto un poco para clamar mi propia ansiedad, pero otro poco para calmar también la ajena de alguno que ande en mi misma situación.

Cuando vemos a alguien avanzado en hacer algo que nosotros deseamos hacer nos parece que es imposible, que hay que tener un montón de cosas o cualidades que nosotros mismos no tenemos. La realidad es que esas personas también estuvieron parados donde nosotros estamos ahora. También se sintieron ansiosos o desesperanzados o bajo la impresión de que todo lo que querían lograr era mucho más difícil de lo que imaginaban y seguramente veían también a algunos más experimentados, más avanzados que ellos para poder aprender.

Hoy por suerte existe internet y nos podemos conectar y podemos leernos mutuamente y decirnos que no hay que rendirse. Las cosas siempre se pueden hacer. Siempre que hagamos las cosas con pasión y con amor salen adelante. 

Dejemos de ponernos excusas. Aunque sea poco a poco, paso a paso, permitámonos ser libres y hacer las cosas que amamos, aunque hayamos crecido escuchando que son cosas que "de eso no se vive"... pero a fin de cuentas son cosas sin las cuales no se vive.

 

C