Tiempo

Son las 3 de la tarde y lo leo y no lo puedo creer.

Son las 5 de la tarde y me escondo en un abrazo fuerte.

Son las 10 de la noche y de golpe en la mesa me largo a llorar.

Son las 2 de la mañana y no iba a escribir nada porque no me decido si me parece necesario o una gansada, pero vos decís que te gusta como expreso mis ideas.

Son las 6 de la mañana y ya hay hora y lugar.

Son las 8 de la mañana y me distraigo con cualquier cosa para no pensar. 

Son las 9 de la mañana y ya no puedo evitar las palabras que todo lo que te extrañamos no tiene.

 

 

Nos dejás tu soledad.

* * *

Tu abrazo, tu cinismo, tu aliento, tu experiencia, tu apoyo, tu oreja, tu consejo, tus recomendaciones, tus críticas nos van a hacer mucha mucha falta Zoas.